quienes somos

cellisol

Instaladores oficiales de Cellisol

Un aislamiento renovable

Cellisol es un aislante térmico de fibras de celulosa, fabricado mediante un óptimo proceso de reciclaje a partir de papel de periódico. Es decir, el material base de Cellisol es la madera, cuyas excelentes cualidades ya se conocen desde hace milenios. 

Las sales de bórax, protegen a Cellisol de plagas de insectos, moho, roedores y lo preservan de putrefacción haciéndolo resistente al fuego.

Cellisol no es tóxico, no contiene ningún tipo de sustancias o aditivos que puedan resultar nocivos siendo suave y cálido al tacto. No provoca irritaciones en la piel ni es agresivo y por ello, se le considera un material aislante inofensivo. 


Un aislamiento DE GRAN CALIDAD


- Bajo coeficiente de conductividad térmica (0,037W/mK)
- Buena capacidad térmica específica (2100 Kj/Kg)
- Regulador de humedad
- Gran absorción de ruido (db)
- Alta protección contra incendios (Euroclase B)


Un aislamiento certificado

La fibra de celulosa Cellisol cuenta con el asesoramiento técnico:
> Cellisol 300 (aplicación en manta en desvanes) CSTB N°20/09 -156
> Cellisol 500 (inyección en cámras) CSTB N° 20/09 -157
> Cellisol 500 (proceso de proyección) CSTB N° 20/09 -158.

UN AISLAMIENTO ECONÓMICO Y APLICACIÓN RENTABLE

1. Un rápido ahorro económico en la energía consumida en la vivienda
2. Aprovechamiento máximo del material sin ocasionar recortes.
3. Material para todo tipo de aplicaciones y espesores de aislamiento
4. Rápida aplicación

UNA COMODIDAD EN VERANO : FRESCO SIN AIRE ACONDICIONADO

CELLISOL además de su elevado poder de aislamiento, proporciona un desplazamiento de fase de 10 a 12h, para mantener la frescura en la casa, incluso sin aire acondicionado.


¿Un aislamiento eco-responsable?

Entre las claves que distinguen a un aislante «eco-responsable» para el aislamiento térmico de los edificios, podemos encontrar los siguientes índices:

> Materia prima renovable : la materia prima de la fibra de celulosa Cellisol, es el papel reciclado.

> Cantidad de energía necesaria para la fabricación (energía incorporada): Cellisol utiliza muy poca energía para la fabricación de su producto, pues el papel reciclado es simplemente triturado y desmenuzado.

> Huella de carbono limitado: el valor de la huella de carbono que tiene la fibra de celulosa Cellisol es muy baja. Llega a ser incluso negativa, si se tiene en cuenta la fuente de su materia prima, la cual se recicla, y se limita las emisiones de C02 relacionadas con la descomposi-ción de papel en un
vertedero (enterrado o no).

La primera indicación de la calidad de un aislante es en todos los casos su resistencia térmica. La resistencia térmica «R» se calcula por consultores in-dependientes, externos a la empresa. Sólo el aislamiento certificado y el asesoramiento técnico, certifi-can la resistencia térmica. Por tanto, es algo imperativo que la ley marque el tener los

 

Web del fabricante:
http://www.cellisol.com

 

 

catalogo

trabajos

 


ACCESO CORREO ELECTRONICO